jueves, 1 de junio de 2017

POLICIAS TORTUROSEN A DETENIDO Y A POLI QUE LOS DELATÓ

En julio de 2016, policías municipales de Tekax, Yucatán, secuestraron y torturaron a uno de sus compañeros, como escarmiento por haber grabado a escondidas y luego divulgado un video en el que se ve a integrantes de esa corporación mientras torturan a un joven en  una casa de cultura.
Tras 11 meses de investigación, la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán determinó que, el 8 de julio de 2016, al policía municipal Miguel Antonio Bacab Ku se le asignó la vigilancia de la Casa Mágica de las Artesanías de Tekax, un recinto cultural manejado por el municipio y ubicado en las cercanías de la comisaría de policía.
Ese mismo día, cinco agentes de la Policía Municipal detuvieron a un joven por el delito de robo de ganado, lo condujeron primero a la comisaría, y minutos después a la Casa Mágica de las Artesanías, donde lo torturaron con el fin de que aceptara incriminarse.
Al percatarse de la situación, Bacab Ku grabó la tortura contra el detenido hasta que los policías agresores se llevaron a su víctima de vuelta a la comisaría, por lo que Bacab Ku envió el video a un medio informativo local, que lo difundió ese mismo día.
El video, grabado con un teléfono celular, y que inmediatamente se viralizó en redes sociales, muestra a cuatro uniformados cuando golpean, realizan palancas en las articulaciones y asfixian a un joven, al que mantienen con las manos atadas a la espalda y con la cabeza totalmente cubierta con una bolsa plástica.
Las anomalías son del conocimiento hasta del presidente municipal de Tekax
Además, muestra cómo, entre lamentos y súplicas de piedad, el joven acepta incriminarse del delito que le indiquen, así como incriminar a supuestos cómplices.
Según el testimonio del policía Bacab Ku, joven también, de 30 años al momento de los hechos, tomó la decisión de grabar a escondidas y luego divulgar los abusos cometidos por los otros policías, “al ver tanta saña con que torturaron” al joven detenido, “y fastidiado de ver tantas anomalías que se cometen en la corporación”.
Lee: Las quejas por tortura se quintuplican; PGR resuelve menos del 1% de los casos.
Por esta razón, abundó, “es que decidí contactar a un periodista, para ver si me ayudaba a dar a conocer (el video), para que se castigue a los responsables”, ya que, subrayó, “las anomalías que se cometen dentro de la corporación policiaca son del conocimiento hasta del presidente municipal de Tekax, Josué Couoh Tzec, quien solapa todas las irregularidades y no dice nada”.
Según las investigaciones de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán, horas después de que se dio a conocer el video, y mientras el policía Bacab Ku continuaba su jornada laboral, a la Casa Mágica de las Artesanías llegó una patrulla tripulada por el subdirector de la Policía Municipal, Gabriel Puc Maldonado, y otros seis policías, quienes “me subieron a la camioneta como un criminal, a punta de golpes y patadas, lastimándome el estómago y la columna”.
Sin informarle la razón de su detención, el agente Bacab Ku fue conducido por los otros policías a la comisaría e introducido en una celda, donde lo desnudaron y abandonaron así, por una hora. Luego, “en la misma celda donde me encontraba recluido, fui golpeado y pisoteado por los policías Cina, Matye, Najor, Sergio Uitz, (que son agentes) tácticos municipales, por órdenes del director de la Policía Municipal, Juan Alberto Golib Moreno”.
Los nombres completos de los policías que participaron en el ataque son Sergio Alejandro Uitz Caamal, Najor Efraín Puerto Yamá, Jesús Israel Mayte López, Benjamín Barrientos Ponce, Fernando de Jesús Sánchez Ponce, Diego Ortiz Chablé y Salvador Rivera González.
Mientras era sometido a tormentos, señala el testimonio de la víctima, “me decían ‘¿por qué lo enviaste, hijo de puta? Todo lo que hiciste me lo vas a pagar’”.
Luego de varias horas, durante las cuales la familia del agente Bacab Ku interpuso una denuncia formal por la desaparición forzosa del uniformado, la Policía Municipal de Tekax presentó al agente ante autoridades médicas del Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS).
Las revisiones médicas confirmaron que, mientras se encontraba detenido, había sufrido lesiones y contusiones en abdomen y extremidades, que le causaban “arcos de movilidad limitada”, así como excoriaciones en pecho, espalda, brazos, antebrazos, tobillos y piernas.
Lee: Jóvenes en situación de pobreza, los más vulnerables ante la tortura en México.
Pese a estas evidencias, el director de Seguridad y Tránsito Municipal de Tekax, Juan Alberto Golib Moreno, notificó oficialmente que Bacab Ku “no se encontraba privado de su libertad y mucho menos había sido golpeado, sino al contrario, el señor se encontraba cubriendo un servicio en comisarías (…) De igual forma, para desmentir lo mencionado por el señor en su queja, que fue víctima de golpes (…) al señor se le llevó al hospital del IMSS, de la ciudad de Oxkutzcab, Yucatán, donde fue valorado por el médico IJG, quien le suministró suero, mismo doctor que pudo valorar que no se trababa de lesiones físicas, sino de un cólico”.
Sin embargo, la versión oficial del jefe de la policía municipal, que señala que entre el 8 y el 10 de julio de 2016 el agente Bacab Ku estaba “cubriendo un servicio en comisarías”, queda desmentida por la misma documentación de la Policía Municipal de Tekax, según la cual, Bacab quedó formalmente “bajo arresto administrativo” desde el 8 de julio de 2016, es decir, el mismo día que difundió el video que mostraba a sus compañeros de corporación torturando a un joven.
Según esta documentación interna, el “arresto” de Bakab Ku, durante el cual fue torturado, fue autorizado de forma escrita por el comandante Diego Ortiz Chablé y por el suboficial Salvador Rivera González.
Luego de que concluyó el “arresto”, el 10 de julio de 2016, Bacab Ku fue oficialmente presentado ante el Ministerio Público, acusado del delito de “tortura”, pero este trámite sólo se simuló, ya que tal como revelan los registros del mismo Ministerio Público, el agente fue directamente llevado al Centro de Reinserción Social del Sur, en Tekax, donde quedó formalmente preso, con la anuencia de un juez de control.
Junto con él fueron presentados ante el juez otros cuatro policías, aquellos que aparecen en el video torturando al joven detenido.
Los nombres de estos policías, que usaron la casa de cultura de Tekax como sala de tortura, son Josué Betuel Tziu Ek, José Manuel Puch Uc, Román Edilberto Montalvo Vega y Rudy Humberto Novelo Tuz.
Gracias al testimonio del joven torturado (cuya inocencia también fue comprobada por las autoridades), se pudo comprobar que Bacab Ku no participó en los actos de tortura a los que dicho joven fue sometido dentro de la casa de tortura, gracias a lo cual el agente que grabó y difundió el video fue liberado, mientras que los otros cuatro policías permanecieron en prisión.
No obstante, tal como denunció la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán, contra aquellos otros siete policías que secuestraron y torturaron a Bacab Ku, por difundir el video que captó con su celular, no existió ninguna acción disciplinaria.
De hecho, al frente de la Policía Municipal de Tekax permanece hasta la fecha Juan Alberto Golib Moreno, el mismo funcionario que mintió para encubrir el secuestro de Bacab Ku, y quien aseguró también que el agente nunca fue torturado, sino que sólo había sufrido un “cólico”.

Fuente:http://www.elpinerodelacuenca.com.mx/policias-yucatan-torturan-joven-detenido-luego-torturan-al-agente-los-denuncio/

No hay comentarios:

Publicar un comentario