jueves, 2 de marzo de 2017

ROBOLA, CHOCOLA Y MURIOSE !!

¡NO SE SALVÓ!

CDMX



Karma y justicia inmediata se pueden encontrar en el choque que se registró la noche de ayer y costó la vida de un hombre que viajaba a bordo de una motocicleta, quien junto con un cómplice que logró huir del lugar con algunas heridas, habían robado en calles de la Colonia Santa Fe y chocó en la Colonia José María Pino Suárez, en la Delegación Álvaro Obregón, lugar a donde se presentó el propietario del “caballo de acero”.
Primeros reportes que obtuvieron elementos de la policía que llegaron como primeros respondientes, se detalla, que ayer por la tarde-noche, un hombre viajaba a bordo de su motocicleta sobre la calle Sur 122, cuando fue interceptado por dos individuos que presumiblemente portaban armas de fuego, por lo que, para evitar exponer su vida por cosas materiales detuvo su marcha.
Encañonado por los sujetos, el motociclista descendió de su unidad y se las entregó, por lo que, sin dejar de apuntarle con las armas de fuego se subieron al “caballo de acero” y en ese momento emprendieron la huida y se dirigieron con rumbo a la Central Camionera de Observatorio, en donde al ponerse nervioso porque escuchó el ulular de una patrulla, el conductor perdió el control y se estampó contra un automóvil particular.
El impacto contra el automotor fue de consecuencias fatales para uno de los ocupantes de la motocicleta, porque se desconoce si es quien la iba conduciendo o el que viajaba en la parte trasera, toda vez que al impactarse salió disparado y terminó por golpearse la cabeza contra el pavimento, lo que terminó por ocasionarle una muerte por traumatismo craneoencefálico.
Los uniformados que se dirigieron al lugar de la tragedia, acordonaron el área en donde se encontraba la motocicleta y el cuerpo del hoy occiso y fue que recibieron datos sobre lo ocurrido, señalando la gente, que el conductor del medio de transporte de dos ruedas, perdió el control cuando circulaba a exceso de velocidad y terminó por perder el control y se impactó contra el coche.
En ese momento se pensaba que se trataba de accidente de los que ocurren frecuentemente, pero minutos más tarde, en ese lugar se presentó un hombre, quien aseguraba ser el propietario de la motocicleta y que calles atrás había sido despojado de la misma, reconociendo en el lugar al occiso como uno de los sujetos que lo interceptó y desapoderó de su “caballo de acero”.


fuente: https://www.la-prensa.com.mx/policia/154446-no-se-salvo

No hay comentarios:

Publicar un comentario