jueves, 4 de agosto de 2016

SIN BOLAS !



El Diario de Juárez / Ciudad Juárez, Chih.- El odio que Jesús, de 17 años, sentía por su primo Ricardo López Hernández, de 19, lo llevó a cometer uno de los crímenes más atroces que se han registrado en épocas recientes en Ciudad Juárez, al grado de desfigurarle el rostro con un cuchillo y cercenarle los testículos.

“Fue porque se creía mucho”, fue la primera declaración que el menor de edad dio a los agentes policiacos que lo detuvieron la tarde del lunes, luego de haber amenazado de muerte a otro de sus familiares.

El estudio de necropsia de la Fiscalía General del Estado (FGE) arrojó que la víctima murió a causa de decenas de heridas producidas por arma blanca en el rostro, cuello, cabeza, tórax, manos y pelvis, cuya principal móvil del homicidio indica que se trató de una riña debido a viejas rencillas.

El presunto homicida tiene tres meses de haber llegado a esta frontera procedente de Torreón, Coahuila, de donde sus padres lo mandaron porque “no lo soportaban por su mal comportamiento”, según declaró el tío de ambos jóvenes a elementos de la Policía Municipal.

De hecho, Jesús continuó aquí con su actitud negativa hasta llegar al consumo de drogas, por lo que su tío decidió regresarlo a su ciudad de origen, para lo cual ya le había comprado el boleto de regreso en camión, pero el menor se rehusó.

“El chavo está dañado de la mente”, dijo personal policiaco que tuvo contacto con el presunto homicida.

El homicidio de Ricardo, estudiante del segundo semestre de Ingeniería Eléctrica en el Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ) e integrante de un templo religioso, causó consternación entre familiares y amigos, quienes publicaron sus muestras de afecto a través de redes sociales.

“Hermano, qué puedo decir? Siempre te recordaré como lo que fuiste un hombre admirable, inteligente, bondadoso y más que nada un buen amigo, me rompe el alma saber que ya no te veré y poder decirte cuando nos vemos (sic)”, publicó el usuario César García en la cuenta de Facebook del estudiante.

Fue la mañana del lunes cuando Jesús ingresó a la casa de su primo Ricardo, en el Infonavit Solidaridad. Luego de discutir, lo apuñaló en varias ocasiones hasta matarlo, con un cuchillo que tomó de la cocina y con una botella de vidrio que se quebró durante la agresión.

Tras cometer el crimen, el menor robó el celular de la víctima y huyó rumbo a la casa de su tío, en la colonia Anáhuac. En ese domicilio también se peleó con su familiar y lo amenazó de muerte. Finalmente, el adulto lo denunció y fue detenido a las 15:48 horas del lunes, según refiere el reporte policiaco de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

La escena del crimen fue descubierta por una mujer (al parecer la novia de la víctima) que fue de visita, pero en lugar de eso, encontró el cadáver tirado en el piso, sobre un gran charco de sangre y rastros de manos sobre las paredes, como signo de que se defendió por salvar su vida.

Dentro de la vivienda se observaron manchas de sangre en la recamara, cocina, escaleras, el piso y varios muebles del hogar.

La detención del menor de edad se dio luego de que elementos de la SSPM atendieron una queja de violencia familiar en la colonia Anáhuac.

El arresto se efectuó en el cruce de las calles Callejón Gamma y José María Pereira, luego de que se atendiera un llamado recibido en el Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata CERI 066, se dio a conocer en un comunicado.

Jesús presentaba huellas de sangre en la bastilla del pantalón de mezclilla azul y por debajo de los tenis grises, que portaba al momento del crimen. Además, se le encontró el teléfono celular del familiar asesinado. 

El tío del acusado denunció ante los agentes que su sobrino era muy agresivo, por lo que al momento de que los oficiales intentaron asegurarlo, el joven opuso resistencia y agredió a golpes a los elementos y les realizó amenazas de muerte, comentando que “los cortaría tal como lo hizo con su primo la mañana de hoy (lunes)”.

Por lo que eleméntenos municipales tuvieron que hacer uso de la fuerza para someter al menor, refiere el boletín de prensa.

Jesús enfrenta cargos por los delitos de amenazas de muerte, desobediencia y resistencia de particulares, y el de homicidio. Para lo cual ya fue turnado al Ministerio Público de la FGE. El juez de Control será el encargado de determinar una posible sentencia condenatoria en contra del acusado, se dio a conocer.

Amigos y familiares de Ricardo López Hernández, se congregaron ayer en el cruce de bulevar Zaragoza y calle José Mateos Torres, para recaudar fondos y poder cubrir los gastos funerarios.

fuente: http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/apunala-y-cercena-a-primo-porque-se-creia-mucho-asesino-es-de-torreon-14702

No hay comentarios:

Publicar un comentario